Join 64,017 users and earn money for participation

El sentimiento Anti ABC/Amaury en Bitcoin Cash.

0 40 exc boost
Avatar for fmarcosh
Written by   18
8 months ago

Estamos en medio de una guerra en la que dos concepciones diferentes del camino a seguir en Bitcoin Cash (BCH) dirimen con sus argumentos.

Uno de los bandos está capitaneado por ABC (Adaptative Blocksize Cap) y su desarrollador lider Amaury Sechet. El otro bando tiene muchas mas voces (Freetrader desarrollador lider de Bitcoin Cash Node, Peter Rizun y Andrew Stone de Bitcoin Unlimited o BU, Josh Ellithorpe de BCHD, Jonathan Toomim desarrollador independiente, y muchos mas pero de menor relevancia), pero lo que les une a tod0s es la crítica a las acciones de ABC/Amaury.

El conflicto no es reciente, lleva mucho tiempo gestandose y algunos ya habiamos pronosticado, erroneamente, que BU iba a plantear una ruptura en BCH. No ha sido así, pero las decisiones de ABC/Amaury han conseguido unirlos en un frente en el que todos reconocen a BCHN, una muy reciente copia y bifurcación del software de ABC, como el software adecuado para ejecutar en los nodos mineros. Se podría simplificar diciendo que el software de BCHN es el software de ABC eliminando las partes que ellos consideran "dañinas".

De los muchos puntos conflictivos hay uno que destaca y es el mas utilizado en las redes sociales para desprestigiar a ABC/Amaury, el hecho de restar parte de la recompensa del bloque que reciben los mineros para financiar con ello proyectos de infraestructura común. Hay otros puntos adicionales, como pueden ser la necesaria o no descentralización de los equipos de desarrollo, o la amabilidad o no de Amaury respecto a las propuestas de otros desarrolladores, o ...; pero todos ellos están bastantes escalones por debajo respecto al punto conflictivo inicial mucho más discutido.

El tema del desvio de fondos de los mineros a los desarrolladores, conocido vulgarmente como IFP por ser el termino utilizado en su primera aparición en Febrero de 2020, ha sido ampliamente tratado y es lectura obligada el artículo de elbitcoin.org.

Es de los pocos artículos que exploran los detalles del IFP con imparcialidad y rigurosidad, si bien estoy en desacuerdo con las conclusiones que finalmente obtiene. Este artículo reconoce que el IFP no es un impuesto, palabra usada interesadamente por los detractores de ABC/Amaury desde el minuto 0. Para simplificar el desacuerdo, el artículo establece que el problema del IFP sería "el riesgo moral es obvio: los receptores de la whitelist no necesitarían hacer ningún trabajo para seguir recibiendo su porción de la recompensa por bloque. Esto crea un incentivo para establecer un control político sobre la whitelist, y no crea ningún incentivo fuerte para seguir mejorando el software en realidad".

Reconozco la existencia del riesgo moral expuesto, lo que el artículo no reconoce es las medidas que minimizan dicho riesgo, es decir, si los receptores de los fondos no hacen ningún trabajo, estoy convencido de que no recibiran su porción en el futuro, bien porque los mineros opten por otras cadenas de bloques o bien porque otro grupo de desarrollo compita por desbancar a ABC, como hemos visto recientemente con la aparición de BCHN, y llevarse ellos el trozo del pastel. Estoy en completo desacuerdo en que no se crea ningún incentivo fuerte para seguir mejorando el software, a no ser que los aproximadamente 8 millones de doláres anuales, la estimación actual pero mucho mas si el precio de BCH subiese, no sea un incentivo fuerte.

Tambien cuando dice en las conclusiones: "El problema es que, en el caso del IFP,  lo que queremos que hagan es fijar precios. La planificación económica centralizada tiende a ser más dañina que beneficiosa". Poner un 8% de la recompensa para los desarrolladores es según el articulo fijar precios y podría estar de acuerdo, pero el 0% actual también lo es. Supongo que a estos señores no les tengo que explicar que no hay almuerzo gratis.

Pero volvamos al momento actual y la "guerra" en la que estamos inmersos. Algunos solo consideran la pugna entre estas dos facciones dentro de BCH, pero es una visión muy localista de la situación. El objetivo establecido en el whitepaper de bitcoin es conseguir un dinero electrónico de uso globalizado sin intermediarios. Muchos compartimos ese objetivo y muchos pensamos que a día de hoy BCH es el heredero del legado del whitepaper. Pero para conseguir llegar al objetivo final del uso global tenemos muchos competidores, no solo las monedas fiduciarias actuales, sino otras criptomonedas (BTC, BSV, ZEC, ETH, AVAX, libra, ...), o en un futuro próximo las monedas digitales emitidas por bancos centrales (CBDCs por sus siglas en ingles). Frente a cualquiera de estos duros competidores BCH se encuentra en franca desventaja, la desventaja común en todos los casos citados es la fuerte asimetría en los fondos disponibles para alcanzar las metas. Satoshi Nakamoto nos dejó un embrión muy valioso, pero queda mucho trabajo por realizar.

Tras esta amplitud de miras respecto al conflicto actual, ABC/Amaury toma una inciativa que cuando la anunció (en medio de una polémica por la elección del algoritmo de ajuste de la dificultad), a muchos nos resultó sorprendente: retroceder y usar el algoritmo elegido por los demás pero a cambio seguir unilateralmente el camino del IFP. En el mundo de las criptomonedas ocurre con frecuencia que la primera impresión no es necesariamente la definitiva, hay mucha mas masa debajo del agua en un Iceberg, pero hay que hacer un mayor esfuerzo para comprenderlo.

Los mineros que libremente decidan seguir el camino de ABC/Amaury a partir del 15 de Noviembre no lo harán por ser almas caritativas, sino por su propio interes, ya que pensarán que el modelo del IFP es adecuado y que ABC/Amaury será digno receptor, de momento, de dichos fondos. Habrán hecho los cálculos correctos y se darán cuenta de que destinan un 0,2% (a día de hoy y aproximadamente) de sus ingresos a una inversión por su bien futuro.

Los mineros que desde ya han puesto el grito en el cielo y opten por minar la cadena anti ABC/Amaury a partir del 15 de Noviembre, pensarán que se ahorran un 8% de sus ingresos minando la cadena anti ABC/Amaury y que esa cadena se la van a mantener con esfuerzos y donaciones que vienen de la comunidad.

En mi opinión veremos una guerra entre mineros con pensamientos a largo plazo y mineros con pensamientos cortoplacistas.

Pero antes de que se dispare el primer tiro el 15 de Noviembre hay que caldear el ambiente y la opinión para intentar ganar la batalla sin que esta se celebre (tal y como se ha conseguido en ocasiones en el pasado como con UASF). Es por ello por lo que mucha gente intenta desacreditar los argumentos y los líderes del otro bando (notese que en el bando anti ABC/Amaury no hay líderes y varias visiones diferentes, razón por la cual no se les puede devolver la moneda). El último episodio que me ha dolido es este podcast. Recomiendo su escucha desde la mayor imparcialidad posible para entender el fuerte ataque, premeditado o no, contra ABC/Amaury sin opciones de defensa, ya que muchos de los puntos expuestos son mas que debatibles. Si no eres imparcial, o bien estarás de acuerdo con el, o bien lo consideradarás injusto e inmoral.

El resultado que a día de hoy considero mas probable para el desenlace de la batalla del 15 de Noviembre es una bifurcación de la cadena de bloques actualmente conocida como Bitcoin Cash. Una rama de la bifurcación ejecutará el codigo de ABC con el IFP y la otra rama de la bifurcación será la que contenga los bloques minados con el software de BCHN. Aunque hay otros escenarios posibles descarto sus posibilidades.

Otra de las grandes críticas a ABC/Amaury es la de convertirle en la causa de la bifurcación, el caso mas sonado es un reciente tweet de Roger Ver. Todos podemos elegir el camino que pensamos es el mas adecuado para alcanzar los objetivos y ABC/Amaury han elegido el camino del IFP, junto con muchos otros seguidores que lo respaldamos. La guerra a partir del 15 de Noviembre decidirá que rama podrá seguir siendo Bitcoin Cash y que rama debería usar otro nombre (Bitcoin Cash IFP si la rama del IFP es perdedora o Bitcoin Cash No-IFP en caso contrario es como yo las denomino de momento). En el mismo espiritu anti ABC/Amaury algunos argumentan que ya que el IFP es un cambio introducido por ese bando, los no IFP son los que tienen derecho a llamarse Bitcoin Cash y es ABC/Amaury la causa de la bifurcación. Pero no hace falta retroceder mucho en el tiempo para recordar la ruptura entre BCH y BSV, donde el bando de BCH introducía dos novedades conflictivas para BSV (CTOR y OP_DSV), si en esa ocasión hubiesemos aplicado la misma regla BSV tenía mas derecho a seguir llamandose Bitcoin Cash y mantener el ticker, pero no fué así precisamente por el resultado de la guerra entre ambos.

Además Bitcoin Cash no es solo una cadena de bloques, es una visión de como llegar al final del camino. Forma parte de la visión actual de BCH las actualizaciones periódicas programadas cada 6 meses, así como una hoja de ruta. Ambos han sido fuertemente criticados por muchas voces relevantes del bando anti ABC/Amaury, lo cual para mí es otra de las razones para encuadrarlos como aspirantes a Bitcoin Cash.

Por último una reflexión sobre los daños de las bifurcaciones. Existen grandes similitudes con los divorcios. Nadie quiere una bifurcación por sus inconvenientes, pero llegado este punto de desencuentro no hay otra mejor opción. Si la bifurcación es amigable sería todavía mejor, pero si no es posible sigue siendo mejor una separación no amigable donde cada uno pueda seguir su camino libremente. Muchos alegan que se perderá efecto de red, pero hay que ser realistas y actualmente BCH cotiza a un valor de un 2,3% de BTC. Si como consecuencia de la separación cada rama pasa a valer un 1% de BTC, el punto de partida es practicamente el mismo. Si nuestro objetivo es que haya un dinero electrónico global sin intermediarios estaremos contentos con disponer de mas de un camino y desear buena suerte al bando contrario a aquel por el que apostamos incialmente. Si por el contrario, nuestro objetivo es la revalorización a corto plazo de nuestras posiciones, en cuanto podamos venderemos las posiciones de la cadena contraria para aumentar las de la cadena elegida, maldiciendo a partir de entonces y deseando las mayores desgracias a la otra rama. Yo en este caso particular no voy a vender ninguna de las ramas y les deseo suerte a las dos.

1
$ 0.50
$ 0.50 from @PiRK
Avatar for fmarcosh
Written by   18
8 months ago
Enjoyed this article?  Earn Bitcoin Cash by sharing it! Explain
...and you will also help the author collect more tips.

Comments