El último adiós

2 30
Avatar for JuanyChelme
1 year ago

Fuente Pixabay, usuario 7739

Don Gastón Villalobos era un anciano que añoraba sus días de juventud en los que vivía plácidamente con su esposa y su única hija en una bonita casa familiar, que estaba situada en una zona semirrural en la que poseían un terreno agrícola y en el que cultivaban felizmente la tierra.

Pero todo cambió un día hace 40 años, cuando decidieron ir de vacaciones, el vehículo en el que viajaban volcó, provocando la muerte tanto de su esposa como de su pequeña hija. El hombre fue el único superviviente de aquel fatal accidente, que le ha empujado a llevar una vida eterna de dolor y desesperación. La mayoría de los vecinos del edificio donde vive en la actualidad prefieren evitarle, ya que nunca se ha portado bien con ellos, al contrario, es un cascarrabias que ha perdido la cabeza, sólo Katy se atreve a saludarle y ayudarle con algunas gestiones que él no puede hacer. Aunque él no hace caso a ninguno de sus gestos de amistad, pero la joven no pierde la esperanza de que algún día comprenda el valor del cariño y por supuesto la solidaridad.

Una noche Don Gastón estaba sumido en sus pensamientos cuando escucha extraños ruidos provenientes del piso de arriba, pero acostumbrado a las andanzas de los perros que la gente tiene como mascotas, piensa que son ellos los que provocan tales ruidos. Sin mucho interés por lo que ocurre a su alrededor, se dirige a la cocina a por agua, ya que cuando no puede dormir necesita tomar un somnífero que haga efecto en su cansado cuerpo. Abre la nevera y saca la jarra de cristal para luego colocarla en la mesita para uno que usa para comer, es en esos momentos donde el fantasma de la soledad invade su existencia. Muchas veces ha intentado suicidarse, pero por alguna extraña razón siempre fracasa.

Al día siguiente el anciano vuelve a la rutina que lleva haciendo desde hace 40 años, ir al cementerio a descargar todas las lágrimas y frustraciones que lleva dentro. Mientras espera el ascensor unos vecinos hablan cerca de él, no pudo evitar escuchar lo que decían. Katy fue golpeada por su ex novio, y este la amenazó con matarla si lo denunciaba a las autoridades. Ninguna de esas tragedias de amor tóxico le importaban así que simplemente se apresuró a llamar al ascensor, aunque un pensamiento le vino a la mente, de seguro ese era el ruido que escuchó la noche anterior. En ese preciso momento se abren las puertas del ascensor, Katy sale de su interior cargada de maletas y con un enorme moratón violáceo en su mejilla derecha que se hace aún más visible por su pálido tono de piel. La joven intenta disimular y camina rápidamente hacia el pasillo sin siquiera saludar, tanto es su afán que no se da cuenta de que uno de sus libros cae al suelo, casi justo a los pies de Don Gastón. Este quizás por compasión o por curiosidad, lo recoge para dárselo.

Algo extraño siente en su interior pero no parece saber qué es, llama a la puerta insistentemente hasta que la joven le abre.

—Don Gastón, está usted aquí—se sorprende visiblemente.

—Siento molestarla Katy, pero esto se cayó de su bolso y quería devolvérselo.

—Estaba buscándolo—sonriente, lo recibe—, muchas gracias. Por qué no entra y toma un té conmigo señor.

—Lo siento no puedo. Tengo que irme.

—Por favor no rechace mi invitación, siempre he tenido mucha curiosidad por conocerle—sonriendo amablemente.

—Está bien muchacha—El hombre hace un gesto de resignación y luego entra en el apartamento de Katy.

Fue en ese momento cuando poco a poco se forjó entre ellos una bonita amistad que dio mucho que hablar entre los vecinos. Los que no podían entender cómo una joven como Katy podía llevarse tan bien con un octogenario despojado de toda emoción vital, lo que no sabían era que gracias a ella el señor Villalobos estaba recuperando las ganas de vivir.

Pasaron varias semanas cuando nuevamente escucha ruidos en el piso de arriba al igual que la vez anterior, solo que ahora sube de inmediato para ver que pasa. Al llegar arriba encuentra la puerta del apartamento de su amiga entreabierta, por lo que entra sin dudarlo, en ese momento Dani, el ex novio de Katy, tiene las manos alrededor del cuello de esta tratando de estrangularla. El anciano se abalanza sobre él y consigue que suelte a la mujer, pero lejos de ahuyentarle, el hombre le tira al suelo violentamente y vuelve a descargar toda su ira contra su ex novia. Sus gritos de horror hacen que Don Gastón se llene de valor, aún sabiendo que tiene todas las de perder. Viendo una oportunidad cuando este le da la espalda, lo agarra por las piernas para intentar derribarlo con todas sus fuerzas. Pero Dani lo esquiva para luego tomarlo de los brazos y levantarlo, saca un cuchillo y lo clava en el costado izquierdo de Don Gastón, gruñendo de dolor cae. Aún con los ojos encendidos el autor de tal acto bestial huye del departamento dejando a la víctima desangrándose en el piso.

Mientras esto ocurría, Katy en estado de shock trata de levantarse para ir con su amigo, corre directamente hacia él arrodillándose para sostener el cuerpo agonizante en sus brazos, quiere ir por ayuda, pero él la detiene y con un último aliento le dice:

—A-ho-ra... ya sé lo que es la Solidaridad... gracias a ti mi niña, no te sientas culpable me enseñaste lo que es ser generoso.

Pronto llegan los vecinos, aunque ya es demasiado tarde para el señor Gastón Villalobos, desde que perdió a su familia deseó morir sin conseguirlo nunca, y ahora cuando recupera las ganas de vivir, le arrebatan la vida. Aunque por alguien que llegó a ser como una hija para él valía la pena tal sacrificio.

Fin

Me encanta crear relatos cortos de ficción, sí alguien gusta leerlos genial y si no pues también genial 🤣

Banner creado en Canva

3
$ 0.51
$ 0.48 from @TheRandomRewarder
$ 0.02 from @LadySweet
$ 0.01 from @Erigo580
Sponsors of JuanyChelme
empty
empty
empty
Avatar for JuanyChelme
1 year ago

Comments

Me gustó mucho. Nada como un relato corto que nos haga el tiempo disfrutable. Al final el pobre señor Gastón murió, pero ya no será recordado como un gruñón apático, porque su proeza salvó la vida de aquella jovencita que tanto lo ayudó.

$ 0.00
1 year ago

Excelente Juany! Recibe mis saludos y mis bendiciones.

$ 0.00
1 year ago